El estado de Nueva York anunció hoy que demandará al gobierno federal por haber violado los derechos constitucionales de padres y de sus niños, tras haber sido separados al llegar a este país a través de la frontera con México. Según el gobernador del estado, Andrew Cuomo, desde que el gobierno federal endureció su política de inmigración, en abril pasado, que calificó de "inhumana", más de 70 niños han sido traídos a Nueva York.

Ver noticia original ➥