Alrededor del 11% de los estadounidenses no tienen ningún tipo de cobertura médica. Además no es que el gasto social de EEUU se dedique a otras cosas, ya que EEUU no tiene ciertas prestaciones que son comunes en otros países de la OCDE como baja maternal y días de enfermedad pagados. También gasta menos en prestaciones de desempleo, asistencia a la vivienda, educación de los primeros años (y sus niños empiezan la educación más tarde que en otros lugares). El resultado es que la desigualdad en EEUU es más alta que en otros países de la OCDE.

Ver noticia original ➥