El estofado de pollo al fuego de leña es una especialidad del norte y noreste de China aunque hoy en día puede encontrarse por todo el país. Uno de sus rasgos distintivos es que tanto la caldera como la olla se encuentran en la base de la mesa en la que se cocina y se come el estofado, lo que hace que este tipo de restaurantes sean una opción ideal para el invierno. No obstante, debido a las medidas para controlar la contaminación, hay cada vez menos restaurantes que utilizan leña y los que lo hacen tienen que seguir una serie de directrices.