Aunque mentir en el currículum para acceder a un cargo público es un caso grave, parece que algunos políticos no lo ven así. En la mayoría de los casos los responsables no dimiten, y sus partidos tampoco toman medidas. El primer caso conocido en el que un político mintió en su currículum fue en 1986. Luís Roldán, del PSOE, era director general de la Guardia Civil… Otro caso muy sonado fue el de Juan Manuel Moreno Bonilla. El líder del Partido Popular en Andalucía aseguraba en el año 2000 ser licenciado en Administración y Dirección de Empresa

Ver noticia original ➥