Si te gusta la montaña, el senderismo o simplemente salir al campo, quizá en lo que menos piensas es en posibles peligros. Y con razón, porque la naturaleza española no nos da grandes sustos, pero tampoco es un lugar a prueba de riesgos en el que no pueda pasarnos nada si vamos totalmente desprevenidos.

Ver noticia original ➥