El Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo (TEDH) ha admitido a trámite una demanda contra el Estado español por una identificación policial por perfil étnico, es decir, basada exclusivamente en el color de la piel de la persona, y da a España de plazo hasta abril para que presente su versión. Los hechos, según denuncia SOS Racisme Catalunya en un comunicado, ocurrieron en 2013 cuando Zeshan Muhammad, vecino de Santa Coloma de Gramanet desde niño y con permiso de residencia, fue parado por un agente de la Policía Nacional

Ver noticia original ➥