La estrella Kronos, parecida al Sol, muestra signos de haber ingerido 15 masas terrestres de planetas rocosos. Por eso astrónomos de Princeton la han apodado como al titán que devoró a sus hijos. Kronos forma parte de un sistema de estrellas gemelas, que se completa con la menos conocida Krios. Sus designaciones oficiales son HD 240430 y HD 240429, y ambas están a unos 350 años luz de la Tierra.

Ver noticia original ➥