Una de las enfermeras de las urgencias del hospital público relata las condiciones de caos y saturación en las que trabajan a diario. Algunos empleados acaban llorando ante la carga de trabajo, la falta de espacio y la posibilidad de cometer errores graves por ello. El Hospital ha informado de que ha adjudicado las obras de su rehabilitación por más de 23 millones, aunque aún falta para que empiecen las obras.

Ver noticia original ➥