Un estudiante de la Escuela Secundaria Cedar Hill entró en cólera después de que un profesor le quitara el teléfono móvil. El joven comenzó a tirar los papeles del escritorio del maestro, a maldecirlo e incluso a empujar su cabeza.

Ver noticia original ➥