El Neolítico se suele definir por la aparición de la agricultura. Nació en el Creciente Fértil y hasta ahora se creía que se había expandido por aculturamiento. Según los resultados genéticos, la mayoría de los europeos modernos descienden de agricultores inmigrantes de Próximo Oriente, aunque tienen restos de ADN de los cazadores-recolectores originarios. Hubo pues un mestizaje, siendo los inmigrantes orientales más numerosos. El estudio se realizó con restos de individuos del neolítico temprano de yacimientos españoles, alemanes y húngaros.

Ver noticia original ➥