La huelga estival de 2017 en los controles de Barcelona-El Prat ha ahuyentado a las empresas. Solo tres (Abydos Consul Sistema, Ilunion y Trabilsa) se han presentado al nuevo concurso público de Aena en ese aeropuerto, el segundo más importante por volumen de pasajeros (47,3 millones en 2017) en España. Entre ellas no se encuentra Eulen, el grupo a cargo del servicio de seguridad contra el que se rebelaron los vigilantes el pasado mes de agosto. Gigantes de la talla de Prosegur, Securitas o ICTS Hispania tampoco se han presentado.

Ver noticia original ➥