Europa crea un frente común por el acceso abierto a la ciencia, pero España no se suma. Los negociadores de Alemania, Francia y otros países europeos se reúnen para plantar cara a las editoriales científicas. Se avecina un choque de trenes contra Elsevier y compañía

Ver noticia original ➥