Albania es un país de mayoría musulmana, con un primer ministro socialdemócrata, Edi Rama, y, sobre todo, con aspiraciones de entrar en la UE. Esto podría ser un caramelo suficiente para poder ejercer más control ‘soft’ sobre esos futuros campos y no tener que desembolsar una cantidad exorbitada. La cumbre de la UE del jueves y viernes, centrada en la inmigración, también tratará las negociaciones de entrada de Albania y de Macedonia.

Ver noticia original ➥