La Inspección de Trabajo ha concluido que el restaurante Hooters de Castelldefels (Barcelona) incurre en una infracción relativa a la "dignidad de las trabajadoras" en el desarrollo de su trabajo por su vestuario, una camiseta ajustada, con tirantes y escote y minishort que muestra parte de los glúteos.

Ver noticia original ➥