En un experimento en Tinder, un perfil creado usando fotos de un modelo masculino se usó para enviar mensajes que podrían considerarse como acoso sexual. Lo más sorprendente fue que la respuesta de las aludidas fue mayoritamiente positiva.

Ver noticia original ➥