La reciente crisis de privacidad en Facebook y Cambridge Analytica parece que no ha servido para cambiar algo en la mentalidad de la red social. No solo se han podido usar datos personales de millones de usuarios en campañas políticas o de desinformación desde Rusia, es que las promesas de tener mejores controles de privacidad “tenían truco”.

Ver noticia original ➥