"Esto es innegable", subraya y dice que "me siento italiano, francés y también español". "Yo quiero a España. Me fío de la justicia española, no de la Suiza.", concluye el informático, que ha quedado en libertad con medidas cautelares tras ser detenido por la Policía.

Ver noticia original ➥