Las versiones Mac y Linux del navegador Tor acaban de recibir una corrección temporal para una vulnerabilidad crítica que filtra las direcciones IP de los usuarios cuando visitan ciertos tipos de direcciones. TorMoil, como se ha llamado al bug, se activa cuando los usuarios hacen clic en los enlaces que comienzan con file: // en lugar de los prefijos de dirección https:// y http:// más comunes. Cuando el navegador Tor para macOS y Linux sigue esas direcciones el sistema operativo puede conectarse directamente con el servidor sin usar Tor.

Ver noticia original ➥