El correo electrónico llegó a media tarde. “Hay un error gravísimo en el sueldo del alcalde, ya que es mucho menor al real. Exijo una corrección inmediata”. El mensaje hacía alusión a una noticia sobre los salarios de los máximos representantes locales publicada por El Confidencial a raíz de la información proporcionada por el Ministerio de Hacienda en cumplimiento de la Ley de Transparencia.

Ver noticia original ➥