La familia Franco ha comunicado al Concello de Sada que no está dispuesta a ceder suelo para construir aceras en la carretera que pasa por el Pazo de Meirás. Así se lo ha hecho saber por carta donde justifica su decisión en el "clima de abierta hostilidad" y la declaración de personas non gratas promovida por el gobierno local.

Ver noticia original ➥