El pastor Robert Jeffres, de la Primera Iglesia Baptista de Dallas, estuvo el lunes en Jerusalén. «Doy gracias a Dios por el fuerte liderazgo de Netanyahu, tan decidido a proteger Israel». El pastor que cree que la homosexualidad es contra natura también agradeció al Altísimo por Trump, el hombre que decidió trasladar la embajada de los Estados Unidos a la Ciudad Santa. Allí estuvo el reverendo John Hagee, que también usó el nombre de Dios para agradecerle por la existencia del Estado de Israel. Hagee dirige la iglesia de los Cristianos Unidos.

Ver noticia original ➥