Semanas antes del referéndum se extendió la noticia de que una «Internacional del Terror Anarquista» había viajado hasta Barcelona para «sembrar el caos» y apoyar a los independentistas. Al mes siguiente, el delirio informativo sacó a pasear a la brujería, los masones y el satanismo

Ver noticia original ➥