En 1929, el director de la carrera del Tour de Francia se juntó con el director de marketing del principal chocolatero del país, Menier, para crear el primer desfile de caravanas que promocionaban productos franceses. La flota de vehículos fue vista por casi 10 millones de personas en la ruta de promoción de diversos productos y negocios locales, y de tradición nacional.

Ver noticia original ➥