El reinado de Fernando VII siempre se caracterizó por su fuerte represión. Con la restauración absoluta se desata sobre España y su sociedad un opresión feroz para la que es necesaria la creación de la Policía.

Ver noticia original ➥