El PP ha podido gobernar gracias a una complicidad delictiva extraordinariamente extendida en el espacio y en el tiempo.Aguirre no hubiera podido ser presidenta de la Comunidad de Madrid sin el “tamayazo” y sin la complicidad de aquellos que lo ejecutaron,que no sabemos quiénes fueron,porque el frente de la Fiscalía General del Estado estaba Cardenal,que se encargó de que el tema no se investigara.En realidad,el PP no está suspendido o disuelto como partido político porque la Fiscalía General del Estado no está cumpliendo con la misión..

Ver noticia original ➥