En Alemania ha comenzado una campaña de mujeres europeas para denunciar la violencia y la impunidad de los falsos "refugiados" y la censura a la que son sometidas por sus propios gobiernos. Recuerdan que en muchos paises de Europa salir a correr se ha convertido en una actividad de riesgo para una mujer, y que el spray de pimienta y las alarmas de bolsillo se han convertido en parte del contenido habitual del bolso de muchas mujeres europeas.