La investigación abierta por la Fiscalía de Madrid en torno a las irregularidades cometidas presuntamente por miembros de la Universidad Rey Juan Carlos no descarta en ningún caso llegar hasta la presidenta de la comunidad autónoma, Cristina Cifuentes. Los tipos delictivos que se estudian en las diligencias del ministerio público y los hechos a los que se refieren conducirían a la jefa del Ejecutivo regional. Los hechos presentan las características propias de los delitos de prevaricación, falsedad documental y encubrimiento.

Ver noticia original ➥