De esta forma, cada miembro se debería hacer cargo de 6.720 euros de multa. También se les pide que se hagan cargo de una parte de las costas y que indemnicen a la Junta de Castilla y León y al propietario de las casetas. Por otra parte, el citado titular del espacio cinegético ha mantenido sus reclamaciones por un presunto delito de daños continuados: dos años y medio de prisión para cada uno que les indemnice con 5.323,14 euros por la supuesta destrucción y 12.225 euros por “la imposibilidad de llevar a cabo su actividad”.

Ver noticia original ➥