El gobernante Partido Popular (PP) de España es ya el más corrupto de toda Europa. Más de 800 cargos han sido imputados en casos de corrupción. Ademas, financiación ilegal, cohecho, blanqueo de capitales u organización criminal son algunos de los delitos más comunes entre sus filas. Sólo en la Comunidad de Madrid, en los últimos 20 años, todos los secretarios generales y algunos tesoreros del PP han sido detenidos y/o condenados. A pesar de todo esto, sigue siendo el partido más votado en España y no parece pasarle factura.