Los dos países han firmado el 19 de junio un acuerdo para desarrollar un nuevo avión multirol que entrará en servicio el 2040 y que será capaz de comandar escuadrones de drones, portar los ASMP nucleares franceses y aterrizar en portaviones, entre otras características. Francia liderará el proyecto ya que su industria aerospacial está mucho más desarrollada que la alemana y el proyecto recaerá en Dassault y Airbus, mientras que Alemania aseguraría un grueso de pedidos para sustituir a los Eurofighter.

Ver noticia original ➥