Salvo en contadas excepciones, la utilización de celulares está ya prohibida en Francia durante las clases o actividades escolares desde la infancia al bachillerato pero depende mucho de los centros y, sobre todo, de los profesores y encargados de curso. El titular de Educación, Jean-Michel Blanquer, quiere impedir su uso también en los recreos y en los pasillos de los colegios a partir del próximo curso escolar para evitar el acoso escolar e incentivar los juegos en grupo y las actividades al aire libre.

Ver noticia original ➥