El 27 de febrero comienza el juicio a seis manifestantes que luchar contra la colocación de la Torre 66 de la línea de muy alta tensión a Fellines, para quien la Fiscalía, Red Eléctrica Española y el Gobierno catalán piden entre 2 y 8 años de prisión..

Ver noticia original ➥