Los sindicatos mayoritarios en la Administración General del Estado (AGE) -UGT, CCOO y CSIF- han anunciado este viernes movilizaciones entre el 21 de mayo y el 21 de junio para exigir un aumento de 300 euros en sus nóminas, lo que supondría una equiparación salarial con el resto de administraciones pública

Ver noticia original ➥