El suelo gallego es rico, genera flora y paisajes únicos, pero el subsuelo también es único por el almacenamiento de riqueza, en la mayoría de las ocasiones desaprovechada

Ver noticia original ➥