Andrea 39 años, responsable de selección de personal y desarrollo en una empresa de distribución de telefonía en Madrid. Cuando nace su niña la empresa le niega en tres ocasiones la reducción de jornada, hasta que cede. Reducción pero en jornada partida. Denuncia y el juez le da la razón. Entonces la empresa la traslada de Madrid a Murcia, traslado inviable en este momento con una niña de meses. Ahora está pendiente del acto de conciliación, para resolver su contrato y poder empezar de nuevo en otra empresa.

Ver noticia original ➥