En 1962 un doctor estadounidense publicó un artículo describiendo lo que llamó "el síndrome del niño maltratado", uno que el mundo médico había estado ignorando rutinariamente durante años. "Potencialmente, todos podemos golpear a nuestros hijos y todos nos enojamos con nuestros bebés de tanto en tanto…", dijo el doctor Henry Kempe. Sus palabras siguen siendo difíciles de escuchar décadas más tarde pero más lo fue a finales de los años 50 y principios de los 60, cuando el concepto de abuso de menores sencillamente no existía.

Ver noticia original ➥