Desde otros ámbitos del Gobierno acusan al director de la DGT,Gregorio Serrano,de “ir por libre”,sin coordinarse con Fomento y “echando la culpa a los conductores”.“No sin cierto grado de razón,pero con muy poco tino político”.Otro de los “pecados” de Serrano fue el “no proporcionar la información adecuada” respecto de la magnitud que estaban adquiriendo los acontecimientos. CSIF recordaba este lunes en un comunicado que si bien “el primer responsable es la empresa concesionaria,puesto que dispone de los recursos para que estas situaciones..

Ver noticia original ➥