El Ejecutivo de Mariano Rajoy pleitea contra el Consejo de Transparencia para no revelar los incrementos injustificados en los grandes contratos públicos. Los jueces que investigan la corrupción indagan en las adjudicaciones con bajas temerarias que luego sufren modificados de obra en los que se dispara el precio y de donde se pagan las mordidas.

Ver noticia original ➥