Las cabinas de teléfono seguirán formando parte del paisaje de las calles y ciudades españolas durante todo 2018. Hace dos años ningún operador se presentó al concurso para gestionarlas, y el Gobierno decidió que durante 2017 Telefónica se encargase de continuar ofreciendo el servicio, con posibilidad de una prórroga de un año más. Algo que ya se ha producido. Una orden ministerial recibida por el operador le obliga a mantener las cabinas durante 2018 dentro del llamado Servicio Universal, a pesar de que las llamadas se han reducido

Ver noticia original ➥