McKinsey cree haber dado con la fórmula para que los ciudadanos puedan beneficiarse de las transformaciones de sus gobiernos. Muchos servicios gubernamentales no satisfacen las crecientes expectativas de sus ciudadanos lo que contribuye al descontento público. En este informe pronostica que los gobiernos de todo el mundo podrían ahorrar 3,5 billones de dólares al año para 2021, manteniendo al mismo tiempo los niveles de calidad del servicio. Alternativamente, podrían liberar fondos para los servicios que más les interesan a los ciudadanos.

Ver noticia original ➥