Un país algo más pequeño que Albania o Guinea Ecuatorial. De menos de dos millones de habitantes, como Letonia o Kosovo. Con un PIB de unos 47.000 millones de euros, entre Lituania y Túnez. Y un PIB per cápita de unos 25.000 euros (suponiendo, que es mucho suponer, que no hubiera todavía más fuga de empresas, inversiones y población). Eso sería Cataluña sin Tabarnia.

Ver noticia original ➥