En mangas de camisa, con un walkie-talkie en ristre, caminando de un lado a otro y repartiendo instrucciones entre técnicos y guardias civiles. Así se ha dejado ver en la sala de pantallas el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, durante la mañana de este lunes, en la que España vive un fuerte temporal. La imagen ha contrastado con la actitud del propio Serrano a primeros de año, durante otro temporal que causó el caos, con miles de personas atrapadas de noche en la AP-6.

Ver noticia original ➥