La Guardia Civil ha extendido como nunca una investigación de fraude alimentario en España. La complejidad y profundidad encontrada en el fraude de supuestos jamones ibéricos de bellota vendidos en grandes superficies ha obligado a ampliar las inspecciones e investigaciones más allá de lo planificado, según han confirmado fuentes de la Benemerita. La Guardia Civil se centra en hacer un análisis del mapa del fraude del jamón ibérico en España, donde se sospecha que se ha expandido la venta de falsas piezas de cerdos alimentados con bellota.

Ver noticia original ➥