Guardias civiles desplazados a Cataluña con motivo del referéndum independentista del 1 de octubre cobraron de forma "indebida" una serie de pluses de sobreefuerzo y ahora el Ministerio del Interior les va a retirar de su próxima nómina esas cantidades. Así lo reconoce la cúpula del cuerpo, que achaca el problema a un error a la hora de introducir los datos en el sistema informático que permite el cobro de los salarios mensuales de todos los agentes. La mala noticia les llega ocho meses después de ser enviados, de forma forzosa o voluntaria,

Ver noticia original ➥