Es la mayor batalla por una patente en décadas. La técnica de edición de genoma CRISPR, la tijera molecular que permite reescribir a voluntad el mensaje de la vida, es una mina de oro. Y no es ciencia todo lo que reluce. Esta innovación que ha revolucionado los laboratorios biotecnológicos de medio mundo tiene un volumen de mercado estimado de más de 46.000 millones de dólares solo en medicina. Dos de las mayores instituciones de investigación científica del mundo se disputan su autoría. Llevan cinco años de combate legal.

Ver noticia original ➥