Desde la entrada de 2018 y como resultado de un acuerdo firmado en febrero de 2016, Andorra deberá compartir sus datos bancarios para cuestiones fiscales con todos los países de la Unión Europea. Para ello, el principado se suma al protocolo internacional Common Reporting Standart (CRS), el sistema de intercambio de información fiscal por el que las distintas naciones cooperantes comparten sus datos bancarios, como el saldo y el titular de sus cuentas, sin necesidad de mandamientos judiciales.

Ver noticia original ➥