Una vulnerabilidad en la última actualización del Model X permite instalar un software malicioso que ejecuta una rutina de minado de bitcoins mientras el coche está aparcado.

Ver noticia original ➥