EEUU reclamaban a Love, de 32 años y con síndrome de Asperger, por supuestos ciberataques cometidos en 2012 y 2013 -que podrían conllevar sentencias de hasta 99 años de cárcel- en los que habría sustraído datos confidenciales de agencias como la Reserva Federal, el Ejército estadounidense, el departamento de Defensa, la NASA o el FBI en una serie de ataques online cometidos en 2012 y 2013. El juez Ian Burnett, de la Alta Corte, anulaba así un fallo de instancias inferiores y anunciaba su decisión entre vítores de los partidarios de Love-

Ver noticia original ➥