Un zulo de ETA con detonadores y explosivos fue descubierto por casualidad por un paseante equipado con un detector de metales en un bosque de las Landas, cerca del País Vasco francés. Fuentes judiciales confirmaron el hallazgo e indicaron que la Fiscalía de París ha abierto una investigación en relación con ese hallazgo por los cargos de terrorismo, posesión y transporte de armas y de municiones e infracciones a la legislación sobre explosivos.

Ver noticia original ➥