Un magnífico espejo de bronce de comienzos del periodo Kofun, de finales del siglo III o del siglo IV, ha sido descubierto en un túmulo funerario intacto en la ciudad de Okayama, en la parte occidental de la isla de Honshū, en Japón. El hallazgo, del estilo daryukyo, está decorado con relieves de bestias imaginarias y elaborado en Japón.

Ver noticia original ➥